jueves, 30 de junio de 2016

Crónica "Ironman Empuriabrava", por Ion Urra

Bueno… ahí va mi crónica del segundo reto físico más duro que decidí afrontar.

A mediados de enero me picaba el gusanillo de intentar bajar mi tiempo del Ironman que había hecho en julio del año pasado en Vitoria, donde terminé lesionado y con un poco mal sabor de boca… Me quedé a las puertas de bajar de las 10 horas y llegué muy, muy, mal a meta por una lesión de rodilla. Así que este año decidí ponerme en manos de un entrenador del que me habían hablado muy bien… y efectivamente hizo magia en mí…

Se llama Imanol Etxarri, y ya más que un entrenador es un amigo. En cuanto me vio, me dijo las cosas muy claras -como suele hacer él-: “Ion, tú a larga distancia sin ninguna duda, déjate de historias”. Y así lo hicimos. Me puso un entrenamiento diferente a lo que yo estaba acostumbrado, pero que resultó ser muy eficaz. Pasaron los meses, y con mucha disciplina y un pelín de obsesión, me planté a dos semanas de la prueba.

Esas dos semanas me vine abajo y no estaba preparado para afrontar una prueba cuya exigencia ya conocía… Con ayuda de Imanol, Mariana (su moza), Gorka Adot, mi fiel amigo Carlos y María, decidí hacerlo. Lo más fácil hubiese sido tirar la toalla y dejar todo lo entrenado de lado. Pero esto es un reto, ¿no?, ¿no querías dureza? Aquí la tienes…

Ahora quedaba hacerme cargo del tema de la logística (dónde dormir, comer, etc), y entonces llegaron mis dos salvadores: Eneko y Leticia. Pese a tener ellos su propio reto y pasar esos últimos momentos especiales juntos, no dudaron en acogerme hasta el domingo por la mañana. Fueron un encanto y les estoy muy agradecido.


Llegó el día de la prueba y nos levantamos pronto para desayunar como auténticos bestias (aún no entiendo cómo lo hice después de haberme zampado tres platos de arroz unas horas antes). Los nervios se palpaban y el baño lo notaba jiji. Cuando tuvimos todo preparado fuimos a la línea de salida. Como siempre, algo me tenía que pasar antes de lanzarme al agua. Fui a limpiar las gafas y no sé qué hice, pero quité el brillo de un cristal, así que de un ojo veía bien y del otro nada... Más vale que tengo asimilado que alguna voy a liar y no me puse nervioso jeje.

3, 2, 1… Salimos. Me puse a pies de un compañero que le llaman ‘Rayo’ (acojona eh?, pues eso), pero a los 200 metros se metió entre nosotros un chico y nos quedamos descolgados, así que me tocó tirar, ¡qué calvario! Entre tanto, unas medusas cariñosas nos dieron la bienvenida, a mí con beso incluido en el morro, aunque no fui el único, luego descubrí que nos había pasado a muchos de los que estábamos en esa batalla…

Por fin toqué el suelo y ya empecé a ver todo con otros ojos. Me llevé sorpresa al ver que allí había aún muchas bicicletas. Me cambié, cogí la mía, e intenté seguir los consejos de Imanol: mantener unos vatios constantes. Me costaba seguir lo pactado porque no me terminaban de ir fluidas las piernas, así que opté por aflojar un poco y seguir esperando a que me llegaran las sensaciones deseadas. Fueron pasando los kilómetros y, tras ser muy estricto con la comida, me presenté en la última vuelta más fuerte que al principio y adelantando al 4º que era ‘Rayo’.


Llegué a la transición y allí me esperaba otra sorpresa. Me dijeron que el chico que entró segundo competía por equipos y que yo iba segundo... Yo segundo!!! Así que dejé de lado todo lo que había preparado allí (camisetas, calcetines, vaselina…), me puse las zapatillas, cogí los geles, ¡y a correr! Para mí esta parte fue la clave. Corrí a muy buen ritmo, nada me podía parar. Iba tan concentrado que me cruzaba con Eneko y casi ni le saludaba (después nos hemos reído mucho de esto, perdona Eneko! Jeje). ¡Yo segundo! Ni en mis mejores sueños me lo hubiera imaginado. Mucho tenían que correr para sacarme de esa posición. Gracias a Leticia que me iba ayudando en cada vuelta con sus ánimos. Y lo mejor es que no estaba sufriendo porque mi convicción era mayor que el dolor de piernas que podía tener después de tantas horas apretando al cuerpo. Última vuelta y me avisan de que el primero estaba pinchando... Yo voy bien pero es imposible que lo coja (lástima que no sea otra vuelta más).

Me acerco a la meta… apenas quedan 200 metros, y ya noto cómo las emociones me invaden, ¡y de qué manera! Se me saltan las lágrimas y se pone el pelo de punta… ¡¡¡Conseguidooooooo!!! He dado lo mejor de mí, ¡prueba superada! Me relajo, me abrazo a Leticia, ella ha sido una persona muy importante en este reto. Sigo soltando tensiones y emociones… Pregunto por Eneko y me comenta que lo está pasando mal con las tripas. Tiene que conseguirlo, ha luchado mucho por esto y no puede ser que el estómago se la juegue. Pero él es duro y sé que lo conseguirá.

Me voy a duchar y llamo a la persona más importante en este día y la que me hizo sacar toda la fuerza e incluso volar. "Ahí lo tienes, va por ti”.

Satisfecho, me junto con Leticia y al ratico llega el campeón de la tarde para mí. Menuda tortura. Se funden en un abrazo y ahora sí que ya estoy tranquilo. Bien por ellos.


Hoy he comprendido que la cabeza es muy importante y que los sentimientos mueven el mundo. Gracias a todos por las felicitaciones. Un abrazo y ánimo hirukis! Somos un gran club.

lunes, 20 de junio de 2016

XVII Triatlón Infantil Valle de Egüés - 18 de junio de 2016

El pasado sábado 18 de junio de 2016 se celebró el XVII INFANTIL VALLE DE EGÜÉS con una gran participación. Sólo unos pocos entre los 219 inscritos no se presentaron, probablemente porque la previsión del tiempo era desfavorable.


Los miembros de la comisión del club, coordinados por Iñigo Monreal y con Estefanía Hualde muy implicada, sacaron adelante la organización de la prueba, este año con la colaboración de algunos familiares y amigos de la Escuela de Triatlón. También colaboraron otros miembros del club voluntariamente.

La prueba transcurrió sin incidentes y todos los presentes disfrutamos de una magnífica mañana de TRIATLÓN. La lluvia hizo aparición poco antes de comenzar la categoría Benjamín, pero se pudo continuar la prueba.


Como novedad, aparte de ligeros cambios en el recorrido, hubo un pequeño "photocall" con anuncios de nuestros patrocinadores Lacturale y Celigueta, que aportaron leche y snacks a la bolsa del corredor. Además, el Palacio de Hielo Huarte nos cedió 20 invitaciones para sesiones de patinaje libre. Publicaremos algunas fotos en breve.


Hemos tomado nota de ciertas mejoras para el año que viene. Por ejemplo, realizar el marcaje en el pasillo del polideportivo, fuera de la zona de meta.

Muchas gracias a los deportistas, acompañantes, colaboradores, patrocinadores, jueces, federación, personal de la ambulancia y del polideportivo, al Ayuntamiento de Egüés y público en general.

Eskerrik asko.

domingo, 19 de junio de 2016

Crónica "Zarautzko triatloia 2016 – Ekainaren 11an – 30. Edizioa", por Fernando Nuin


Zarautzko triatloia 2016 – Ekainaren 11an – 30. Edizioa.

Han pasado varios días desde que pude participar en este bonito y para muchos mítico triatlón. Para mi es algo más que un triatlón. Es el termómetro con el cual puedo medirme y saber que tal lo estoy haciendo en este mundillo del deporte.


Este año, desde luego, la participación ha sido espectacular. Poder participar en una prueba con profesionales y olímpicos de este deporte es todo un privilegio. Si a esto le añades que año tras año los semieternos Javi E y Kike S están ahí, poco más se puede pedir. Seguro que entre los tres también llevamos 30 ediciones, jajajaja...También viene Iñigo M que debuta e Iñigo L, otro veterano en Zarautz, grandes de la cabeza a los pies, y no olvidarme de los rastayus Ibai eta Mikel, nekaezinak. Xabi O y Mikel B. también debutan en Zarautz y encima haciéndolo a lo grande. Ambiente de lujo y día perfecto para triatlón.

Natación. Tras Iruña, he prolongado los entrenos de natación. Con las pruebas con neopreno en la piscina me he quedado muy contento. No obstante, nadar fuera de la piscina no es lo mío y salgo de los últimos para no recibir más de la cuenta. Decido salir por la derecha para evitar irme hacia la izquierda como en otros años. Salida normal, intento concentrame en nadar bien. A los minutos me doy cuenta que voy adelantando gente. Esto me anima mucho. Cada vez que miro a los lados veo gente y lejos las canoas. ¡No me lo puedo creer! Me voy creciendo. Pasan los minutos y la tónica es la misma. Ya he pasado dos boyas grandes y acercándome a Zarautz. Nado con más ganas si cabe. Buen final semivolando por el agua que nos empuja hacia la playa. Me incorporo cuando toco el fondo al bracear y empiezo a correr a tope por la playa. Miro el reloj y me sorprendo al ver los casi 49’ que serían 50’ 20” en la alfombra, 2900 m según mi GPS. Me anima la mujer de Iñigo M. y para mi sorpresa luego le anima a el que va detrás de mí. Entro en boxes a tope, está Mikel B., llega Iñigo M. y Xabi O. Al resto ni los veo en toda la carrera. Sin saberlo he adelantado a Kike en la transición. Yo a lo mío, salgo disparado para terminar esta larga transición.


Bicicleta. Necesito calentar. Comienzo Meagas con mucha cadencia. Al poco me pasan Iñigo M y Xabi O que suben en plato a saco. Hay muchos kms por delante y soy consciente de que tengo que llevar mis ritmos. Empieza la bajada, y como siempre reservón, me doy cuenta que tras pasar 2 veces en el du de Aizarnazabal bajo con mucha más confianza que otros años. Cuando puedo me acoplo y voy fácil. Mucha gente animando en el recorrido que siempre ayuda. Primera vuelta y la gente te hace volar al paso por Zarautz. Segunda vuelta parecida. He pasado a Mikel B pero hasta Aia siempre está cerca. Hay muchos triatletas alrededor. Al salir mejor del agua veo que estás siempre más rodeado y metido en carrera. Atravieso Zarautz entre muchísimo público. Por un día puedes sentir ese empuje que deben sentir los deportistas profesionales cada fin de semana. Una gozada. En la subida a Orio está Mikel B., subidón, ya que no esperaba a nadie conocido. Encaro Aia sabiendo que es un trámite. Duro pero no imposible. Este año se me ha hecho más fácil que nunca. Comienzo la bajada mirando al reloj y echando cuentas. Subo al camping fácil. Tengo la cabeza haciendo cálculos de tiempos y empiezo a pensar en la posibilidad de bajar de 5h. Recta final de Zarautz más larga de lo que hubiese querido, bajo de la bici y corriendo a por las zapatillas.


Carrera. Salgo de boxes a las 3h30’30”. Tengo casi 90’ para completar los 20kms de la carrera a pie. Complicado pero lo voy a intentar. Empiezo a 4’20” fácil. Incluso frenándome. La clave es no pasarme de pulsaciones. Primer paso por Zarautz. Me animan caras conocidas, Haritz, Estefania, eskerrik asko. Paralelo a la vía adelanto a triatletas poco a poco. Decido tomar un gel en el siguiente avituallamiento. Hasta aquí llegó el buen día. Al poco mis tripas se retuercen. No puedo decir que fuese el gel, pudo ser el ritmo en bici o corriendo o cualquier otra cosa. El caso es que en los 10 primeros kms tuve que parar 3 veces. Ya fuera de carrera y asustado por las posibles consecuencias voy a acabar. Aun y todo siempre por debajo de 5’ el km ya que realmente podía correr bien. Me permito algún trago de coca cola. A falta de 1 km cojo a Mikel M. que va de las tripas peor que yo. Es una pena no poder disfrutar del apoyo del público al ir fastidiado, sin ganas de sonreír y agradecer el ánimo de todos aquellos que no te conocen. Otro año será. Llego a meta con 95’50” de carrera a pie. Total 5h6’20”. Puesto 266 de 650 inscritos. Mejor tiempo de mis 9 participaciones en Zarautz Triatloia.

Soy consciente de que lo he hecho muy bien pero me queda el regustillo de poder haberlo hecho mejor...El año que viene será mi 10 edición. Habrá que celebrarlo a lo grande. Eta zu, egonen zara?

lunes, 13 de junio de 2016

Variada participación y magníficos resultados, 11 y 12 de junio de 2016

Sábado, 11 de junio

Nada menos que 9 componentes del HIRUKI VALLE DE EGÜÉS TRIATLÓN tomaron la salida en el ZARAUZKO TRIATLOIA 2016 (2,9/81/20), entre 647 inscritos. Iñigo MONREAL, Ibai IRIARTE y Xabier ORDUNA lograron los mejores tiempos, clasificando al club en la posición 29.


Por otro lado, 17 componentes de la Escuela de Triatlón participaron en el III DUATLÓN BASABURUA JDN.

Domingo, 12 de junio

Se celebró el II. DONOSTRIKU TRIATLON SPRINT con 360 inscritos, donde 4 eran HIRUKIS. Antonio BRU acabó en el puesto 16 de la general, logrando ser el primer V1M.


Además, Eneko SAN MARTÍN y Ion URRA lograron ser finishers en el IRON COSTA BRAVA celebrado en Empuriabrava, donde Ion URRA acabó segundo en la clasificación general.



¡¡¡Enhorabuena a todos!!! 
¡¡¡Zorionak denori!!!

¡¡¡AUPA HIRUKIS!!!


sábado, 28 de mayo de 2016

Crónica Half Triathlon Pamplona-Iruña 2016, por Fernando Nuin

Iruñeko Erronka – Half triathlon Pamplona-Iruña - 2016-05-14

El pasado 14 de mayo pude participar en la segunda edición de este gran triatlón. Tras tener que verlo desde la barrera en el 2015 le tenía muchas, muchas, ganas.
Confieso que todavía me emociono al recordar el recorrido a pie. Lugares habituales de entreno en invierno, con frío, con lluvia, solitarios en la mayoría de las ocasiones. Nada que ver con lo vivido el pasado día 14. Eskerrik asko denoi.
Llego a esta cita en un estado de forma excelente. Tras la temporada de duatlón, y con algunas incursiones en croses populares (con transiciones incluidas), he conseguido disfrutar corriendo a unos ritmos nada habituales en mi. La natación, como siempre, lenta pero segura. En bicicleta, a pesar de que no termino de llegar a lo que me gustaría, estoy muy contento con el resultado.
Somos 19 Hirukis los que nos hemos apuntado a este evento, casi 1/3 de socios del club. Gran participación con mucho nivel. Grande equipo!!!!
Tras lograr poner cada bolsa en su sitio, la bicicleta en boxes y “memorizar” donde queda cada cosa me preparo para nadar. No estoy nada nervioso, me preocupa la temperatura del agua un poco pero como no hay más remedio...allí vamos. Salida tranquila y a darle que para eso hemos venido y entrenado todo el año. Confieso que voy a gusto, intentando nadar bien. Llego a la primera boya con sólo una vez advertido por una canoa de que me iba a Kazajstán, jajá jajá...Aquí ya me desconcentro y no cojo ritmo hasta el final. Me cuesta mucho nadar tranquilo fuera de la piscina, soy de secano. Sigo adelante intentando hacerlo lo mejor posible pero ya deseando acabar. El último largo con muchas olas me hace pegar varios tragos, debido al frío se me quieren subir los gemelos y el cuadriceps pero llego a tierra sano y a salvo. 1900 metros en 37’15” en mi reloj; un par de minutos más de lo previsto. Puesto 506. Larga transición que hago corriendo hasta la carpa de boxes. Tengo las manos heladas, estoy medio mareado. Me visto para la bici, apenas puedo atarme la cremallera del top y del maillot de manga larga. Maillot que si bien al principio me vino muy bien ya que estaba helado luego creo que sobraba. Salgo de la carpa y; el puto dorsallllllll. Vuelta a la carpa a por el. Salgo corriendo a por la bici, me parece que quedan 4 bicis en boxes...


Voy helado, me cuesta reaccionar y voy suave. Ya bajando la presa y en la curva cerrada a derechas entra una ráfaga de viento que me hace temblar. Tras de mí, un triatleta acaba en el suelo. El ruido es fortísimo y pienso que se ha tenido que hacer mucho daño. Son 85 kms con un poco de todo. A pesar del viento norte termino con una media que nunca habría pensado poder hacer, 31.4 kms/h. Al principio hay sube y baja, luego una zona muy favorable en la que “volamos”, más sube y baja hasta Iruñea, por Puente, Artazu, Etxauri; zona muy conocida ya que entreno mucho por esa carretera. Somos muchos triatletas en poco terreno. No veo intenciones de chupar rueda aunque es imposible respetar las distancias reglamentarias de este deporte. En mi nivel, lo mejor de todo, es saber que estamos ahí para disfrutar y no veo piques innecesarios ni salidas de tono. Subida por Santo Domingo espectacular, Hirukis, conocidos y desconocidos animando un montón. 2h42’56” el 259º mejor tiempo en los 85 kms de bicicleta. Transición rápida y a correr.

Sé que puedo correr a buen ritmo. Lo que no sé es cuando aparecerá el flato. Me noto el estómago como tenso. Nada más llegar a la trasera del Labrit hago una parada técnica; casi no acabo. Los parciales por km están por debajo de 4´30”, las piernas van bien pero las pulsaciones van altas y el flato queriendo aparecer. Bajo las pulsaciones a menos de 165 y así voy bien, ritmo cómodo pero adelantando a gente continuamente. Llego a Santo Domingo y subo hasta la Plaza del Castillo como subido en una nube. Ambientazo espectacular. Así las tres vueltas, con mucho ritmo. Voy fácil pero si acelero el flato me amenaza con aparecer. El estómago tampoco va nada bien. No me apetece comer ni beber pero me obligo a las dos cosas. Sigo adelantando triatletas, algunos cruces con Hirukis pero otros muchos ni los he visto. Nos animamos mutuamente. Última subida para el recuerdo y a cruzar el arco de meta. Me ponen el pañuelico rojo pero no puedo ni hablar. 1h33’42”, el 160º mejor tiempo para los 20 kms de recorrido que tuvo el parcial de la carrera a pie. En total: 5h2’44” el 260º en la general masculina.
Llego vacío y con pocas ganas de nada. Intento comer algo pero me cuesta reaccionar. Me siento y empiezo a recuperar. Sé que he corrido muy bien. Estoy feliz aunque no se me note mucho en la cara.

Mi enhorabuena a todos los implicados en la organización y a todos aquellos que por h o por b nos animasteis a lo largo del recorrido. Espero poder volver en el 2017. 

domingo, 8 de mayo de 2016

Crónica de AIZARNAZABAL 2016, por Fernando Nuin

AIZARNAZABALGO I. DUATLOIA - EUSKADIKO TXAPELKETA (2016/04/23) – 14:20 HORAS


            Cuarto duatlón que disputo esta temporada. Al final le he cogido gusto a esto del duatlón. Duros, muy duros o durísimos. Aizarnazabal organizó un gran duatlón para todos los que estábamos dispuestos a volver a “disfrutar” de un duatlón de larga distancia. Agradecer el gran esfuerzo realizado por la organización, muchísimos voluntarios en todos los puntos necesarios, un gran recorrido para correr y un circuito de bici para tener muchas ganas de pedalear. Un 10 por mi parte. Volveré.

Como veis en la foto 6 Hiruki en la línea de salida y 6 finishers. Gran carrera de todos, la prueba fue durísima y había que saber gestionarla: controlar ritmos, comer, beber. Quintos por equipos que está muy bien. Al final os dejo los tiempos de todos.

Tras juntarnos Tomás, Ion, Gorrka y yo en Iruñea nos desplazamos a Aizarnazabal. Nada más llegar primer gran detalle de la organización: aparcamiento para los duatletas. Allí nos juntamos con Mikel y Manuel. Comida, recogida de dorsales, preparación de la bici y a calentar.

Por mi parte decir que tras el pistoletazo de salida comienza un largo camino hasta Zestona (8kms). Más adelante, varias rampas por el camino me hacen pensar que la vuelta va ser muy dura. Salgo con Tomás para intentar seguir su ritmo. A los 300 metros se me cae un gel y me vuelvo a por el.  Ya estoy el último, lo he conseguido, jajaja. Son sólo unos segundos y llego de nuevo a la altura de Tomás que me lleva un punto por encima de mis ganas. Así pasan los kms hasta la altura de Zestona, decido bajar un poco las pulsaciones y dejo que se vaya Tomás. Voy mejor, menos asfixiado. De vuelta hacia Aizarnazabal están las cuestas que hemos bajado y que de verdad al subirlas duelen. El pulso sube por encima de 170 ppm. Termino los primeros 14400 m en un tiempo de 63’25” a 4’24” km. (puesto 113). Como referencia de la dureza del recorrido indicar que el más rápido hizo de media el km a 3’58”.

Transición y a dar pedales. Circuito de dos vueltas de 28 kms más una tercera de 16 kms. Son 72 kms con toboganes, zonas llanas, dos subidas a Meagas desde Zarautz. Tramos con viento a favor o en contra. Lo mejor: las 3 subidas de 300 m hasta Aizarnazabal de cada vuelta que te dejaban muyyyy tocado. Intento ir acoplado el mayor tiempo posible, mucha cadencia en Meagas e intentando no pensar mucho. En los duatlones, a diferencia de los triatlones, ya subes a la bici tocado y se hace más dura esta parte de la carrera. Tras el paso por el pueblo y a falta de una vuelta llueve durante un par de minutos. Agua fría que de haber seguido hasta el final habría sido una verdadera p.. . Tercera vuelta sin Meagas que se agradece. Muchas ganas de dejar la bici y pocas de pedalear. Última subida a Aizarnazabal y a boxes. En ese momento llega Ion que acaba finalmente décimo. A mi me faltan todavía los 7 kms finales...makina Ion. 2h 31’ 40” pedaleando a una media de 28.6 kms/h. (puesto 93).

De nuevo con las zapatillas puestas salgo lo más rápido posible. El recorrido es el mismo inicial salvo que a los 3.5 kms damos la vuelta. Es decir, las dos rampas de bajada y luego de escalada ahí están. Muchos andando hacia arriba de vuelta. Me cruzo con Gorka más lejos de lo esperado, con Mikel (malito con las tripas) no muy lejos del punto de vuelta y con Tomás muy cerca, a unos 300 metros como mucho. Esto me anima un montón y voy a tope. Llego a las rampas de vuelta y tengo que correr si quiero alcanzar a Tomás, pobre corazón y pobres patas. En la segunda rampa me ve Tomás que decide esperarme un poco. Nos cruzamos con Manuel al que le queda todavía trabajo. Así, junto a  Tomás, acabo este durísimo duatlón. Últimos 7 kms en 32’34” a 4’39” (39 mejor tiempo de 124 finalizados en este tercer sector). Al final puesto 87 en 4h9’5”.

4ª Transición. Apoteósica 4ª transición. Lo mejor de pertenecer a un club es el poder compartir estos momenticos. Cervezita post carrera y una buena cena que nos dejó como nuevos.

Próxima parada Iruñea. Qué ganicas!!!!


viernes, 22 de abril de 2016

Crónica "II Duatlón Principado de Viana", por Fernando Nuin

II Duatlón "Principado de Viana". Domingo, 17 de abril de 2016.
Viana, 10:15 horas. 10 km + 44 km + 5 km

Tercer duatlón de la temporada. Nos desplazamos a Viana un total de nueve Hirukis. Esta vez un duatlón más largo que los anteriores: Aranguren (5+17+2.5) y Arbizu (8+32+4). Ya voy aumentando la distancia de competición cara a Iruñea. Por suerte, día muy soleado y temperatura agradable aunque con bastante viento.


Puntuales y tras la foto y saludos de rigor empiezo los 10 primeros kms. Salgo con intención de mantener el ritmo de los duatlones anteriores, alrededor de 4:15 mim/km. Esta vez son 10 kms y lógicamente supone mayor esfuerzo y desgaste, dos vueltas a un recorrido semiurbano de 5 kms. Desde luego el recorrido no deja coger ritmo; sube y baja y con el viento ayudando en varios tramos y perjudicando en otros. Adelanto continuamente a duatletas ya que he salido de los últimos para no dejarme llevar y reventar. Ritmo llevadero pensando en lo que quedaba por delante. Termino en 42:19 este primer sector, es decir a 4:17 m/km (unos 9900 m en total), pero con diversos parciales desde 4:35 a 4:05. Los primeros han corrido a una media de 3:25 en adelante...


Primera transición. Son 44 kms en bicicleta sin drafting. Tenemos que subir a la bici en pendiente. Yo no me la juego y hago 15 metros más andando, escalando casi, hasta llegar a una zona más llama. Rápida bajada de 200 m y hasta aquí llegó lo bueno. Rampón y luego 13 kms de subida tendida que desde luego no me dejan muy buenas sensaciones. Me adelantan varios duatletas que luego adelanto yo, pero lo dicho, malas sensaciones. Bebo bastante y decido cargar agua en el alto antes de la bajada. Aquí empieza lo bueno. Larga y rápida bajada que me hacer olvidar la subida y pensar que la media final puede ser alta, disfruto acoplado mirando incrédulo la velocidad y... giro brusco a la derecha en Torres del Río y a sufrir de nuevo. Sube y baja continuo con viento. No cojo ritmo. Voy haciendo kms poco a poco y tras subir otro puerto pequeño se ve Viana y segunda transición. Ahora tocar bajar la cuesta de antes para dejar la bici y las patas se quejan un poco. Finalmente 43.9 kms y una media de casi 29 km/h.

Segunda transición. Últimos 5 kms corriendo. Salgo a mi tope desde el primer paso. Hay que darlo todo en lo que resta. Ahora nos llevan por otro recorrido que pasa por campos, el terreno es variado y hay tierra, todo uno y hormigón. Le oigo a un chico que iba en bici que han eliminado un tramo de al menos 500 m del recorrido por estar muy embarrado. Sabiéndolo aprieto más todavía. Adelanto unos pocos duatletas pero no queda mucha más “gasolina” en mi cuerpo. O eso pensaba yo. Empinadísima cuesta hasta casi la meta que aprovecho para llevar al límite el corazón y adelantar a 3 duatletas en plena cuesta antes de llegar a la plaza donde estaba la meta. Acabo fundido del todo y sin nada en el depósito. No han sido mucho más de 4 kms, 4250 m s/gps, que he recorrido en un tiempo de 18:53  a 4:26 m/km. Avituallamiento en meta, charleta con los conocidos y a la ducha. Gran carrera de los hirukis con buenos puestos tanto de veteranos como de jóvenes. Os dejo los resultados de todos.

  
El sábado nuevo duatlón. A cargar las pilas ya que ahí sí que sí habrá que darlo todo. Nos vemos en Aizarnazabal...